FANDOM


Logoplataforma

La Pltaforma de Interoperabilidad

La Plataforma de Interoperabilidad ofrece servicios a los actores involucrados en las transacciones, trámites y servicios, en la que se comprometen las entidades del Gobierno Colombiano. Actúa como mediador de estas partes permitiendo la conexión y el intercambio de información de forma estándar, segura y confiable, para ejecutar un proceso.

La PDI o Plataforma de Interoperabilidad está compuesta por los siguientes componentes La plataforma de interoperabilidad representa el resultado del esfuerzo de los países y los organismos multilaterales que les apoyan para desarrollar un conjunto de soluciones tecnológicas que faciliten el intercambio de información entre los países de la región. De acuerdo con los determinantes básicos a ser tenidos en cuenta en la conceptualización de la arquitectura106 propuesta en este documento, (ver capítulo 1), la existencia de un solo componente central es
inadecuada, razón por la cual, se define como fundamental para la plataforma de interoperabilidad la existencia de un conjunto de elementos tecnológicos que serán denominados, de forma genérica, como el enrutador transaccional, cuya labor principal es parte de la solución que se propone para optimizar la interoperabilidad entre los países.

El enrutador transaccional corresponde a una solución tecnológica suficientemente flexible para reflejar los acuerdos logrados en los espacios de diálogo (tipologías de gobernanza y organizacional) reflejando las diversas definiciones y estándares establecidos (tipología semántica); así mismo, implementa las diferentes decisiones que en materia tecnológica se establezcan como estándares (tipología técnica).

La figura representa los diversos niveles de desarrollo que los países podrían tener y la adopción que éstos hagan

Plataforma

Enrutrador Transaccional - Plataforma de Interoperabilidad

sobre el concepto de enrutador. En esta figura, que ilustra un ejemplo hipotético, el País 1 hará uso del enrutador para lograr interoperabilidad tanto internamente como con otros países. El País 2 utiliza el enrutador para interoperabilidad con otros países y cuenta con soluciones de interoperabilidad internas tanto para el sector público, como para el privado, como sería el caso típico de interoperación con el sector financiero, para el cual ya pueden haber desarrollado soluciones. El País 3 representa el caso más complejo de los mostrados y corresponde a la existencia de múltiples plataformas de interoperabilidad interrelacionadas al interior del país y el uso del enrutador transaccional para la interoperabilidad con otros países.

El objetivo del enrutador consiste en hacer óptima la relación entre agencias gubernamentales de diferentes países, pues son ellas en últimas las que cuentan con los sistemas de información y bases de datos desde donde se extrae la información a ser intercambiada en la interoperabilidad. Así mismo, son estas agencias las que reciben la información requerida en cada servicio de gobierno electrónico transfronterizo. No obstante, no se establece un único sistema centralizado, sino por el contrario el modelo plantea que se puede interactuar con un conjunto de enrutadores, que operan al interior de un mismo país (enrutadores sectoriales de la figura mostrada, que pueden existir por sectores de la economía o de la organización política o por otro tipo de caracterización que el país estime conveniente) y un elemento de frontera (enrutador transaccional de la figura mostrada) que corresponde a aquel que interactúa con los otros países.

Por otro lado, el modelo propuesto contempla la interacción transfronteriza solo entre enrutadores de frontera, es decir, las agencias que requieran información de otro país la solicitarán a través del enrutador de frontera propio de su país y no interactúa directamente con el enrutador de frontera del país que le proveerá la información. Se logra de esta manera asegurar la autonomía de cada país permitiéndoles administrar los aspectos de seguridad y confidencialidad.

Además, los intercambios de información se hacen en forma generalizada y estándar eliminando la necesidad de que las agencias que intervienen tengan que conocer particularidades sobre la organización y sistemas de los países con los cuales se requiere intercambiar información en un momento dado. La plataforma de interoperabilidad que se propone para América Latina y el Caribe, la conforma, por lo tanto, el conjunto de enrutadores transaccionales ubicados en la “frontera virtual” de los países, que se pueden interconectar a través de una red de datos de uso exclusivo107 de los gobiernos de la región o a través de redes públicas (Internet) con adecuados niveles de seguridad para la transmisión de la información (redes virtuales privadas). Por otro lado, la plataforma de interoperabilidad implementa los aspectos técnicos, semánticos y organizacionales definidos en la Tipología de interoperabilidad y acordados a través de los mecanismos de gobernanza de interoperabilidad que se adopten.